lunes, julio 05, 2004

Autobasileia

Quienes dicen que Jesús se equivocó al profetizar que el Reino de Dios llegaría durante su generación están en un serio error. Tanto llegó el Reino de Dios, que el mismo Jesús en persona es el Reino de Dios en plenitud. Un estudio sereno de los Evangelios muestra que Jesús relacionó siempre el Reino de Dios con su persona y que era consciente de su especial relación con Dios Padre y de estar implantando el Reino de Dios en el mundo. ¿Quién es si no el sembrador de la parábola, que esparce generosamente la semilla del Reino por doquier (y hay muchos otros textos evangélicos que vienen al caso)? Por eso Jesús llegó a decir: "El Reino de Dios está en medio de vosotros". Y no se equivocaba.
En cuanto a la teoría de que Jesús era sólo un predicador común y corriente, no da cuenta de la inmensa desproporción entre la causa y el efecto (la Iglesia cristiana). Los prejuicios impiden a muchos reconocer la grandeza de Jesús.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿O sea que estamos viviendo en el Reino de Dios?

¡Por qué no me avisaron!

... ¡y yo que guardaba la esperanza de que por lo menos después de la muerte la cosa podía mejorar!

... ¡así que era esto nomá'!

... y bueno, habrá que irse haciendo a la idea...

Daniel Iglesias dijo...

Estimado Anónimo:

Dije que Jesucristo en persona es el Reino de Dios. No dije que el mundo entero se haya adherido a Jesucristo.

La Iglesia militante (o terrenal) es el Reino de Dios en germen en este mundo. La Iglesia triunfante (o celestial) es el Reino de Dios en plenitud, porque alcanzó ya la plena comunión con Dios en Cristo.

Un saludo cordial de Daniel